¿Conoces la diferencia entre molinos y molinas?

Los molinos de viento llegan a las islas a finales del siglo XVIII. Estos generaron un gran impacto en la sociedad de Canarias. Los constantes vientos alisios y la tradición cerealista del momento abrieron camino a la instalación de muchos molinos y molinas a lo largo del archipiélago. Así se convirtieron en elementos indispensable en el entorno rural de las islas.

En su momento fueron un gran avance a la hora de moler el grano, ya que sustituye en gran medida la molienda manual y las tahonas, quedando delegadas al uso doméstico o a épocas con poco viento.

Actualmente forman parte de la historia de Canarias, considerados Bien de Interés Cultural.

¿Quieres saber las diferencias entre un molino y una molina? Descúbrelo aquí